NO NARCISSUS

2012

 

La historia de la fotografía es en gran medida la historia del rostro detenido, la posibilidad de su contemplación pausada y de la subjetivación de su belleza en el ojo del espectador. En No Narcissus el agua deviene una suerte de elemento alquímico que permite la re-­‐objetivación de ésta, al hacerse imposible la contemplación y evaluación mediante cánones basados en la búsqueda de una imposible perfección. Lo móvil, lo efímero o el azar son elementos que intervienen en la construcción de estas imágenes. Son elementos propios de todo proceso fotográfico pero también son los elementos propios de un rostro siempre en tránsito hacia su desaparición. Y lo son de la propia belleza, sometida a los envites y giros de su definición en las diferentes culturas y épocas. .

 

 

Esta serie fotográfica obtuvo el Lux de Oro 2013 en la categoría 'Proyecto persobal'