CRIPSIS

2010

 

El ser humano tiene la necesidad de esconder  su própia alma ante la sociedad para aumentar la sensación de protección, por miedo a ser vulnerable.

Vivimos con temor infundido y real no palpable. Cómo camaleones pasamos desapercibidos en mares inundados de gente de sociedades urbanas.